Novedades
Inicio / ACTUALIDAD / El Acoso Sexual Callejero es violencia de género y es necesario recalcarlo, ya que es una práctica muy común y un tipo de violencia invisibilizada que ha sido normalizada en nuestra sociedad. La mayoría de las mujeres en nuestro país ha sufrido acoso sexual callejero, desde silbidos, ruidos, frases y miradas lascivas, susurros, seguir o hasta muchas veces llegar a roces o tocamientos, lo que provoca temor e inseguridad a las mujeres, atentando contra su libertad y dignidad. Muchas mujeres temen caminar solas por las calles en la noche, evitan pasar por lugares oscuros o por ciertas zonas, tratan de no pasar cerca de donde hay construcciones o lugares muy concurridos, hasta cuidar el tipo de ropa que usan al utilizar el transporte público, por el temor de sufrir acoso sexual. Las mujeres no deberiamos de sentirnos atemorizadas por caminar por la calle, deberiamos poder caminar en libertad y con la ropa que deseáramos en los espacios públicos, sin sentir siempre que alguien puede violentarte. La cultura machista fomenta estas prácticas, ya que las justifica como piropos o como si fuera algo que las mujeres desearan recibir, inclusive hasta con frases que la refuerzan como “ella me provoco, para que se viste así” “algo busca o algo quiere por andar vestida así”, tomándolo como una cuestión menor que no merece siquiera una denuncia o un castigo e inclusive culpándolas de su propia agresión. Este tipo de violencia afecta a las mujeres, psicológicamente y en su autoestima, vulnerando sus derechos humanos. A pesar de que se ha tratado de erradicar este tipo de violencia, el acoso sexual en lugares públicos sigue siendo una práctica que afecta diariamente a las mujeres. Visibilizar este tipo de violencia es de gran importancia para poderla combatir, siendo necesario impulsar una cultura de respeto así como asegurar una vida libre de todo tipo de violencia a las mujeres

El Acoso Sexual Callejero es violencia de género y es necesario recalcarlo, ya que es una práctica muy común y un tipo de violencia invisibilizada que ha sido normalizada en nuestra sociedad. La mayoría de las mujeres en nuestro país ha sufrido acoso sexual callejero, desde silbidos, ruidos, frases y miradas lascivas, susurros, seguir o hasta muchas veces llegar a roces o tocamientos, lo que provoca temor e inseguridad a las mujeres, atentando contra su libertad y dignidad. Muchas mujeres temen caminar solas por las calles en la noche, evitan pasar por lugares oscuros o por ciertas zonas, tratan de no pasar cerca de donde hay construcciones o lugares muy concurridos, hasta cuidar el tipo de ropa que usan al utilizar el transporte público, por el temor de sufrir acoso sexual. Las mujeres no deberiamos de sentirnos atemorizadas por caminar por la calle, deberiamos poder caminar en libertad y con la ropa que deseáramos en los espacios públicos, sin sentir siempre que alguien puede violentarte. La cultura machista fomenta estas prácticas, ya que las justifica como piropos o como si fuera algo que las mujeres desearan recibir, inclusive hasta con frases que la refuerzan como “ella me provoco, para que se viste así” “algo busca o algo quiere por andar vestida así”, tomándolo como una cuestión menor que no merece siquiera una denuncia o un castigo e inclusive culpándolas de su propia agresión. Este tipo de violencia afecta a las mujeres, psicológicamente y en su autoestima, vulnerando sus derechos humanos. A pesar de que se ha tratado de erradicar este tipo de violencia, el acoso sexual en lugares públicos sigue siendo una práctica que afecta diariamente a las mujeres. Visibilizar este tipo de violencia es de gran importancia para poderla combatir, siendo necesario impulsar una cultura de respeto así como asegurar una vida libre de todo tipo de violencia a las mujeres

El Acoso Sexual Callejero es violencia de género y es necesario recalcarlo, ya que es una práctica muy común y un tipo de violencia invisibilizada que ha sido normalizada en nuestra sociedad.
La mayoría de las mujeres en nuestro país ha sufrido acoso sexual callejero, desde silbidos, ruidos, frases y miradas lascivas, susurros, seguir o hasta muchas veces llegar a roces o tocamientos, lo que provoca temor e inseguridad a las mujeres, atentando contra su libertad y dignidad.
Muchas mujeres temen caminar solas por las calles en la noche, evitan pasar por lugares oscuros o por ciertas zonas, tratan de no pasar cerca de donde hay construcciones o lugares muy concurridos, hasta cuidar el tipo de ropa que usan al utilizar el transporte público, por el temor de sufrir acoso sexual.
Las mujeres no deberíamos de sentirnos atemorizadas por caminar por la calle, deberiamos poder caminar en libertad y con la ropa que deseáramos en los espacios públicos, sin sentir siempre que alguien puede violentarte.
La cultura machista fomenta estas prácticas, ya que las justifica como piropos o como si fuera algo que las mujeres desearan recibir, inclusive hasta con frases que la refuerzan como “ella me provoco, para que se viste así” “algo busca o algo quiere por andar vestida así”, tomándolo como una cuestión menor que no merece siquiera una denuncia o un castigo e inclusive culpándolas de su propia agresión.
Este tipo de violencia afecta a las mujeres, psicológicamente y en su autoestima, vulnerando sus derechos humanos.
A pesar de que se ha tratado de erradicar este tipo de violencia, el acoso sexual en lugares públicos sigue siendo una práctica que afecta diariamente a las mujeres.
Visibilizar este tipo de violencia es de gran importancia para poderla combatir, siendo necesario impulsar una cultura de respeto así como asegurar una vida libre de todo tipo de violencia a las mujeres.

Sobre Mayra Hernández Rodríguez

Mayra Hernández Rodríguez
Abogada y Activista, especialista en Género y Derechos Humanos. Presidenta del Consejo Incluyente por una Cultura de Igualdad de Derechos, Impulso y Respeto hacia las Mujeres COINCIDIR MUJERES A.C., Embajadora de MY World México e integrante de la Red de Jóvenes por la Igualdad de Género de ONU Mujeres Internacional.

Visita también

Demos el paso por la igualdad de género

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda Mundial 2030 buscan incidir en las ...

Deja un comentario