Novedades
Inicio / UN POCO DE TODO Y DE MUCHO / MONEDERO FELIZ / Educación financiera para adolescentes

Educación financiera para adolescentes

Vagamente recuerdo mis primeros años de vida y los primeros encuentros que tuve con el dinero, tenía entre 3 y 4 años cuando empezaron a darme “mi domingo” es increíble saber  que aprendí que el dinero servía para gastarlo antes de saber exactamente cuál era el valor de las monedas.

El contacto con el dinero y su uso fue  evolucionando conforme fui creciendo, quizá a la par de aprender  las operaciones aritméticas básicas; de manera empírica  aprendí  que a mayor esfuerzo mayor dinero, que más gana el que más sabe,  que el dinero llega a la casa y se reparte, pero nadie me habló de ahorrar e invertir.

Siendo sincera, en todos los años de mi infancia y adolescencia no recuerdo un solo momento en el que alguien me diera una plática de cómo usar de manera correcta el dinero, sobre esto no me sentí tan mal  cuando me enteré que el estudio “Cultura financiera para los jóvenes” dice que en México el 89% de los adolescentes nunca han recibido algún tipo de información sobre finanzas y que el 69% de los jóvenes considera que su nivel de conocimientos en el tema es bajo.

Es la adolescencia la etapa de la vida en la que queremos comernos el mundo, estamos encontrando nuestra estilo y formando nuestra personalidad;  en este momento de la vida es importante socializar y ser aceptados,  así que aprender a administrar el dinero no suele ser un tema que importe.

La adolescencia también es la etapa en la que empezamos a pensar y tomar decisiones importantes para nuestra vida adulta como la carrera que vamos a elegir y creo que es en esta edad en la que se dan las primeras conversaciones profundas que tenemos con nosotros mismos  porqué empezamos a soñar con el futuro así que  es justo el momento indicado para aprender el impacto que tendrá en la vida  el manejo correcto del dinero.

En promedio a partir de los 15 años, empezamos a hacernos responsables de una suma de dinero, que debemos administrar por un periodo de tiempo,  aprendemos a  tomar decisiones,  por eso es importante que un adolescente adquiera el hábito de tener un  presupuesto que conside ahorros,  necesidades básicas y también la diversión.

Casi todos tenemos un amigo que tiene una profesión o un buen negocio, pero siempre tiene deudas o conocemos a alguien que dice -entre más gano más gasto- la mayoría de estos casos van acompañados de escasa o nula educación financiera, que no te sorprenda saber que 62 de cada 100 mexicanos admite no tener conocimientos para administrar su dinero.

Si eres un adulto que ha batallado financieramente, seguramente no quieres lo mismo para tus hijos, así que te invito a que busques educarlos en la materia, los talleres son una buena opción y la inversión vale la pena, platícales tus experiencias buenas y malas y hazles entender que deseas una vida plena para ellos,  recuerda que para ellos eres un ejemplo a seguir y que todo lo que aprendan en la adolescencia se volverá parte de su vida adulta.

Sobre Lizeth de la Cruz

Lizeth de la Cruz
Economista egresada de la UAQ con estudios de maestría en la misma institución. Creadora de #MonederoFeliz convencida de que la educación financiera puede cambiar la vida de cualquier persona y es un motor para el desarrollo económico y social de México.

Visita también

Seamos eco para la igualidad laboral

   Una fecha, nos une a las mujeres de todas las clases sociales y en ...

Deja un comentario