Novedades
Inicio / UN POCO DE TODO Y DE MUCHO / EDUCACIÓN / Los niños con transtorno de espectro autista y su inclusión al Colegio

Los niños con transtorno de espectro autista y su inclusión al Colegio

El trastorno de espectro autista (TEA), es muy amplio en cuanto a grados y a forma de manifestación por lo que la inclusión de niños con autismo aun colegio regular, tiene que ser personalizada, ajustada a sus necesidades y teniendo presente siempre su bienestar.
Sabemos que los niños con algún tipo de espectro autista tienen alteradas las habilidades sociales, tienen mayor sensibilidad a los ruidos o saturaciones sociales y eso les produce una especie de ansiedad que intentan reducir extrayéndose mediante estereotipias que en ocasiones dificulta que respondan a los estímulos externos.

Muchos especialistas piensan que el desarrollo escolar del niño autista no debe ser en solitario, y sugieren colegios con una atmosfera inclusiva, que entiende y atiende la comunicación de cada alumno con TEA. Para ello,  es necesario dejar de lado ciertas didácticas basadas en la oralidad,  y fomentar una interacción de pictogramas y gestual.
Esta manera de trabajar, también ayuda a fomentar la interacción entre iguales, haciéndolos partícipes de las actividades y juegos que ocurren dentro y fuera del aula con los compañeros de su grupo.
Para conseguir la participación e interacción de los alumnos con TEA tenemos que respetar sus patrones de conducta respecto al tiempo, ritmos y hábitos dado que, como hemos mencionado anteriormente, suelen ser muy metódicos en cómo y en qué orden hacen las cosas.
Los Colegios se enfocan principalmente en el desarrollo de habilidades y adquisición de aprendizajes basados en planes y programas acordes a las etapas de desarrollo que suponen las edades promedio de cada grado escolar, por ello y para lograr la adecuación curricular necesaria para un alumno con TEA, y así promover entre otras cosas una mayor adaptabilidad del alumno al entorno y los desafíos que suponen las actividades, algunas veces se sugiere que el alumno cuente con un Monitor para que pueda realizar un trabajo personalizado basado en las adecuaciones curriculares necesarias para el nivel de desarrollo y madurez del alumno, así como para cubrir todas las áreas de apoyo que requiere y potenciar su desarrollo integral.
Las ventajas de contar con un Monitor personal al incorporar a un niño con necesidades educativas especiales a un Colegio regular, es que su función principal será la de lograr la integración escolar a través de técnicas psicopedagógicas que ayudarán al alumno a tener un mejor desempeño social dentro y fuera del aula. El Monitor  debe tener conocimientos para establecer día a día resultados y objetivos alcanzables para el niño, creando así un puente entre el niño, sus maestros y compañeros de clase.
Sin embargo, no todos los niños con TEA requieren de un monitor para acceder a un colegio regular, esto depende de las características personales del pequeño y del proyecto educativo de la escuela en cuestión; por ello lo más recomendable es que la decisión se tome en conjunto ente los padres de familia, los especialistas externos que trabajan con el niño y las autoridades correspondientes del colegio.

Sobre Yahidania Real

Psicóloga Clínica, Especialista en Psicoterapia Corporal Integrativa

Visita también

El rol del Albacea en un testamento

¿Recuerdan que la semana pasada abordé el tema de la sucesión legítima? Pues bien, dentro ...

Deja un comentario