Novedades
Inicio / MANUAL DE UNA MUJER DE 40 / Reinventando, encontré a la mujer que quiero ser

Reinventando, encontré a la mujer que quiero ser

Me he conocido más de lo que jamás pude imaginar…. el camino de la introspección, se convierte en una adicción, siempre quieres más y mejor de ti mismo.

Para llegar hasta donde estoy, he tenido que re inventarme para poder continuar. He tenido que elegir entre pagar deudas o llevar alimento a casa.

Para resistir a lo establecido, a la rudeza de la tempestad, he tenido que soltar equipaje para cuidarme a mi y no al equipaje. Para continuar avanzando, he tenido que hacer oídos sordos probando los distintos tapones, hasta encontrar los que me aislaron de lo que todos decían que tenía que hacer para solo escuchar mi voz interna y hacer lo que yo quiero. Para sobrevivir a las circunstancias, he tenido que aprender a alejarme de aquellos que decían ser mis amigos y aunque con pocos, me he quedado con los verdaderos.

Perderlo todo o casi todo para edificar mucho más sólido, mucho más firme, mucho más agradecida.

El camino es infinito, interminable. Solamente acaba donde tú decidas y dependerá de la fuerza y la voluntad que te determina  para realizar tus sueños, tanto como el amor a la humanidad y sus posibilidades. Aprender a reconocer durante su recorrido la sabiduría adquirida con las dificultades que te presenta será determinante para no perderte en él.

Lo que fui, quedó atrás. Desarrollé la habilidad para re inventarme una y otra vez, entendí que el ser humano puede llegar a ser quien desea ser y no quien le dijeron que sería. Ahora, puedo hacerlo cuantas veces sean necesarias para alcanzar mi sueños.

Mi corazón se fortalece y crece el amor que hay en el y es quien me ha dado el poder para continuar.

Aprendí a hablarle al universo, inisistir e insistir hasta ser escuchada. En ocasiones le he gritado, como si eso sirviera de algo porque sentía que no me escuchaba. Sin embargo, al paso del tiempo, te va entregando todo lo que has pedido en el momento perfecto. El construirte en lo que hasta ahora has llegado a ser, ha llevado su tiempo y te seguirá dotando de lo que necesites siempre y cuando tu “yo” continúe edificándose.

Hoy, cuento con un factor inquebrantable, el amor a mí misma, el respeto por mí misma y la admiración por ser quien soy. Reconociéndome fuerte pero con gran humildad; vulnerable pero con el alma indestructible; amorosa y valiente. Me han llamado guerrera, kamikaze también! Yo solo me llamo Patricia! y hoy le doy intención a quien soy.

Y en cada uno de nosotros se encuentra ese factor que nos determina, esa fuerza que nos construye día a día, solo es necesario tener el valor para descubrirlo.

 

Sobre Patricia Olavarrieta del Rivero

Patricia Olavarrieta del Rivero
No pretendas que sea la misma de hace dos años, ni siquiera de hace una semana. La construcción del ser humano es interminable. ¿Mi esencia? Mi fuerza, lo que soy. ¿Mi forma de ver la vida? Siempre abierta a descubrir cosas nuevas que hacen que mi interpretación abra posibilidades apuntando a ser mejor, aceptar y nunca dejar de esforzarme. Mi propósito: ¡Ser oferta al mundo! #SoyTotalmentePatricia

Visita también

Una mujer atrapada en las generaciones

En estos tiempos en donde la mujer ha despertado a la conciencia y a la ...

2 Comentarios

  1. Pati, nuestra vida puede cambiar totalmente en cualquier momento… nuestra decisión es hacerlo tragedia o hacerlo piedra de apoyo para esa reconstrucción de la que hablas. Y no es que seamos “guerreros” ni chingones. Es el simple hecho de tomar una decisión con determinación y vivir la vida misma. besos.

    • visiondemujer

      Exactamente, eso es lo que trato de plasmar, pero el camino para los valientes muchas veces no es sencillo. Y eso, se debe comunicar para justo saber en el camino en el que te adentras y de que apesar de ello vale la pena porque lograas convertirte en un ser libre.
      Gracias Oliver por leerme!

Deja un comentario