Novedades

EL AMOR CUE$TA

 

Tener un noviazgo es un momento padrísimo en la vida, saber que somos el centro del universo para alguien nos llena de felicidad e ilusiones.

Del tema que abordaremos en esta ocasión poco se habla, pareciera  un tema tabú, me refiero a los gastos que genera tener un noviazgo, indiscutiblemente el dinero está presente en todas las áreas de nuestra vida, incluso en el amor, en esta ocasión no voy a incitarte a que te sientes con tu novio o novia a hacer un plan de gastos mensuales,  pero si te daré algunos tips para que tengas finanzas sanas mientras  tus sentimientos fluyen,  tu corazón se acelera y las mariposas revolotean en tu estómago.

Cuando empezamos una relación, gastamos mucho dinero desviviéndonos en regalos, al paso de las semanas el bolsillo lo resiente, aquí va el primer consejo: es  mejor dar en dosis pausadas y pequeñas las muestras de afecto para que nunca se acaben.

Si tenemos una relación que ya lleva algún tiempo sobre ruedas, es importante reconocer que aunque  somos el centro del universo de quien nos ama, nuestra pareja también tiene otras responsabilidades  y gastos que cubrir (escuela, hogar, vestido, calzado, etc.)  Si comprendemos esto y  empezamos a ver nuestras relaciones en 360°  funcionará mejor  porque a medida que los contextos  estén en equilibrio, la relación funcionará mejor.

Creo que tú y yo conocemos la historia del amigo de un amigo que ya no ve la luz del día por lo costoso que le está resultando tener una novia o a la amiga que se queja porque al principio recibía muchos regalos y detalles y ahora ya no tantos  ¿Será que el  amor acaba? Quizá no, pero el dinero sí. Así que a modo de decálogo, pongo a tu consideración los siguientes puntos:

  • Comunícate, es importante que tu novia o novio sepa cuando si y cuando no tienes posibilidades de gastar.
  • Comprende, que además de invertir dinero en tu relación, tu pareja tiene gastos propios.
  • No bases tu relación en cuanto dinero gastas o gastan en ti,  eso en algún momento va a cambiar.
  • Tu pareja no es una cuenta bancaria.
  • Evita los regalos desechables, sabes a qué me refiero, son esos regalos que tarde o temprano terminarán en el bote de basura.
  • Invierte en momentos, no en objetos.
  • No pretendas impresionar con salidas  y regalos costosos.
  • La creatividad siempre superará al dinero.
  • Si el dinero es  lo más importante en tu relación, mejor busca una nueva relación.
  • No siempre tiene que pagar él, no siempre tienen que pagar los dos.

Ahondando un poquito en el último punto del decálogo, no hay una ley universal que diga quién debe pagar la cuenta,  en una relación es decisión de dos, existen hombres que jamás aceptarían que una mujer pague y mujeres que gustan de pagar parte de la cuenta, depende de como se sientan a gusto, lo que sí es importante es valorar, reconocer y no abusar del esfuerzo que realiza cualquiera que pague.

A cualquier edad existen noviazgos, desde adolescentes que dependen de los ingresos de sus padres  hasta personas adultas con ingresos propios, a modo de conclusión podríamos decir que en una relación, no debemos dar lo  que no tenemos.

Por último, es importante que a medida que avanza la relación y se vuelve más formal, observemos  los hábitos de consumo y ahorro de ambos para  erradicar los que serán dañinos en el  futuro, si observas que tu pareja  tiene hábitos que no te gustan y al paso del tiempo no cambian, háblalo de frente.

El amor no tiene límites y  a la hora de gastar  ¿Cuál es el límite? Cuando empezamos a sufrir por darle gusto a alguien más.

Sigamos disfrutando de este febrero loco y romántico.

 

Sobre Lizeth de la Cruz

Lizeth de la Cruz
Economista egresada de la UAQ con estudios de maestría en la misma institución. Creadora de #MonederoFeliz convencida de que la educación financiera puede cambiar la vida de cualquier persona y es un motor para el desarrollo económico y social de México.

Visita también

Educación financiera para adolescentes

Vagamente recuerdo mis primeros años de vida y los primeros encuentros que tuve con el ...

Deja un comentario