Novedades
Inicio / VISIÓN ADOLESCENTE / Dos para veinte

Dos para veinte

Los 18 años es el momento de la transición a la edad adulta, cuando se deja de ser un puberto, un adolescente y se acerca la vida madura, los desafíos de la vida, las pruebas, las caídas sin ayudas a levantarte, donde tienes que empezar a ver por ti mismo, dejar de ser dependiente de alguien y empezar a volar solo aún cuando todavía estés bajo el techo de tus padres; sin embargo en esa transición se obtienen muchos conocimientos porque no todo se sabe y existen errores como en todo.
Aunque te estés independizando de tu familia, es importante que no la olvides y que siempre puedes contar con ellos y ellos siempre estarán ahí para ti ya que ellos ya pasaron por esa etapa y te pueden servir como guías, más no significa que te vayan a resolver la vida porque eso lo tienes que hacer solo. Tus amigos pueden ser otro apoyo porque van pasando por lo mismo, igual si tienes pareja.
La escuela es un lugar donde hay muchos como tú, no todos son iguales ni están pasando por las mismas cosas pero si por la misma etapa y aunque todos lo hagan diferente, es el mismo carril.
Desde antes de cumplir 18 se empieza a sentir una necesidad de dejar de depender tanto y empezar a hacer las cosas por tu cuenta, empezar a salir cuando quieras, moverte solo, administrarte solo, sin embargo cuando ya te vas acercando a los  20 y alejando  de los 16, es cuando se debe de empezar a hacer algo notorio, por lo menos ir planeando para el futuro, ir viendo qué hacer, qué no hacer y cómo quieres que sea tu vida, a qué te vas a dedicar y estar seguro de que eso te hará feliz y estarás satisfecho.
Está bien vivir en el momento, dejarse llevar, vivir en el presente, en el ahora pero también es importante tener en cuenta lo que va a pasar después aunque sea incierto, saber tus límites, las consecuencias, saber que todo pasará pero seguirá llegando, sea más fácil o difícil.
“Que el sol de la mañana 
entibie tu corazón cuando eres joven
y que la suave brisa del mediodía 
enfríe tu pasión. 
Pero guárdate de la noche, 
Pues la muerte acecha allí 
y espera, espera, espera.”
Arthur Rimbaud

Sobre Begoña Paniagua Olavarrieta

Visita también

Las expectativas de los padres

Últimamente pareciera, que los padres o los adultos en general dicen que los jóvenes, la ...

Deja un comentario