Novedades
Inicio / UN POCO DE TODO Y DE MUCHO / MONEDERO FELIZ / Que el amor nunca se devalúe

Que el amor nunca se devalúe

Estamos en febrero, el mes más romántico del año, corazones, flores y suspiros  de amor ya se ven por todos lados ¡Qué afortunados y afortunadas somos de experimentar tan hermoso sentimiento! Y más aún cuando encontramos entre miles  al indicado o indicada para compartir absolutamente todo y dar el sí para vivir felices por siempre.

Sabemos que uno de los retos cuando encontramos al amor de nuestra vida, es aceptarla con sus defectos y virtudes e ir  encontrando  el equilibrio en las diferencias en las forma de pensar y actuar; como yo lo veo, es aceptar y ser aceptados tal como somos  y juntos crecer y ser mejores personas a la par de las experiencias. Todo esto suena muy bonito, pero en la práctica ¡ah que difícil se vuelve! Sin embargo, no hay nada que el amor no pueda resolver.

Cuando dos personas han decidido formar una vida en conjunto han encontrado además de amor y admiración,  la forma en que diseñarán su vida y por si no nos habíamos dado cuenta, desde el momento en que deciden si se casarán por bienes mancomunados o separados ya están pensando en temas financieros porque además de una familia, una pajera construye un patrimonio y al paso del tiempo van tomando decisiones de como organizarán sus ingresos, si ambos trabajarán o solo uno, hoy en día muchas mujeres además de construir una vida en pareja construyen a la par una vida profesional o laboral (por gusto o necesidad).

La cultura nos ha enseñado que las mujeres somos responsables de los cuidar los ingresos del hogar, que la despensa este abastecida y los pagos estén hechos, porque los hombres van a trabajar y ellos traen el dinero ¡Error! en la época en la que nos tocó vivir, tanto hombres como mujeres debemos estar involucrados en las finanzas del hogar, esa frase de ¿Pues en que te gastas el dinero? debe ser erradicada de todo hogar, hombre y mujer deben conocer que implica llevar dinero al hogar y como se gasta porque a partir de eso surge el reconocimiento.

Uno de los grandes secretos para que el “vivieron felices para siempre” sea una realidad es  la comunicación y en las finanzas del hogar la comunicación hará que el presente y el futuro sean mejores, una pareja debe coincidir en que es lo quieren hacer con el dinero que ingresa, conocer cuáles son sus anhelos en conjunto e individuales, por ejemplo, puede ser que ambos quieran remodelar su casa o llevar a sus hijos de vacaciones, pero de manera individual ella quiere salir con sus amigas y  él  ir a un partido de su deporte favorito; en pareja se tienen sueños y deseos,  pero no debemos olvidar que en lo individual también soñamos y queremos hacer lo que más nos gusta, en una pareja parte de la magia radica en ayudarnos a ser felices y motivarnos a hacer lo que más nos gusta.

La comunicación y planeación permite que de manera tranquila decidan como lograr que poco a poco todo se cumpla, abona que ambos sean responsables a la hora de gastar y aún más el reconocimiento al trabajo y esfuerzo que cada uno hace, ya sea trabajando o en el hogar.

Dice mi madre, que las verdaderas pruebas en un matrimonio surgen cuando llegan las crisis económicas, por eso es importante estar preparados juntos para cuando lleguen esos momentos, tener ahorros es una forma de estarlo, además, es importante adquirir hábitos buenos en pareja cuando se tienen malos habitos como gastar dinero de más y sin planear, así se evitarán discusiones  y distanciamiento; la frustración de trabajar y no saber en que se gasta el dinero es horrible, por eso es importante tener las cuentas claras.

Estoy segura que la sinceridad y la comunicación son piezas clave para que tu relación nunca se devalúe.

¡Qué viva el amor!

Sobre Lizeth de la Cruz

Lizeth de la Cruz
Economista egresada de la UAQ con estudios de maestría en la misma institución. Creadora de #MonederoFeliz convencida de que la educación financiera puede cambiar la vida de cualquier persona y es un motor para el desarrollo económico y social de México.

Visita también

Educación financiera para adolescentes

Vagamente recuerdo mis primeros años de vida y los primeros encuentros que tuve con el ...

Deja un comentario