Novedades
Inicio / ACTUALIDAD / Acciones afirmativas: un mecanismo necesario para alcanzar la igualdad

Acciones afirmativas: un mecanismo necesario para alcanzar la igualdad

Decíamos que la lucha contra las injusticias nunca ha sido tan necesaria como hoy porque vivimos en una sociedad desigual en la que los más afectados son las personas que sufren de discriminación.

¿Y qué personas son las que sufren de esta discriminación? Parece tan normal que muchas veces no las identificamos y es parte de la cotidianidad que se ha normalizado en nuestra sociedad.

¿ En qué se basa esta desigualdad entre las personas? ¿ Cuál ha sido la justificación para negarles sus derechos? Para contestar estas respuestas, debemos de partir desde el concepto de la discriminación, siendo un acto de abuso e injusticia que genera desigualdad social al existir personas que disfrutan de todos sus derechos cuando al mismo tiempo encontramos personas a las que le son negados esos derechos.

En nuestra sociedad encontramos diversos grupos que han sido históricamente discriminados por distintos motivos tales como el género, etnia, edad, discapacidad, preferencia sexual o por condiciones económicas que debido a los prejuicios o estigmas sufren de exclusión social.

A nivel mundial, ejemplos como el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos lidereado por Martin Luther king, el movimiento impulsado por Nelson Mandela para terminar con el sistema de segregación racial apartheid en Sudáfrica así como el movimiento feminista para conseguir la igualdad política, social y económica de las mujeres, son movimientos que han tenido como estandarte los derechos humanos  y que han tenido que ser radicales para atacar de “raíz” a la discriminación.

En una sociedad tan desigual no podemos tratar como iguales a quienes son diferentes en cuanto a oportunidades, es necesario que quienes han sido excluidos de sus derechos puedan acceder a ellos y para lograr esto deben aplicarse medidas a su favor, medidas preferenciales que garanticen esa igualdad. Estas acciones afirmativas basadas en la dignidad humana y necesarias para contrarrestar las consecuencias negativas de la discriminación, son el mecanismo temporal indispensable para disminuir las desigualdades sociales y acelerar la igualdad real. Ejemplos de ellas, han sido las cuotas implementadas en la educación y laborales para atacar la discriminación racial, así como las cuotas de género para el impulso de la participación política de las mujeres, que a través del tiempo han sido necesarias y que a medida que se avanza en el logro de los derechos humanos desaparecen, ya que lo ideal sería el no tener que aplicarlas. Pero viviendo en un mundo tan desigual son fundamentales para erradicar de raíz la discriminación.

Al aplicarse estas medidas, se han tenido varias críticas sociales, que han radicado en señalar que no deben aplicarse medidas especiales o preferenciales ya que eso también es discriminación, es decir, discriminación a los grupos que no se encuentran en situación vulnerable, pero entonces nos preguntamos ¿ es en verdad una discriminación?  ¡Claro que lo es! pero es una discriminación positiva y necesaria para el avance de los Derechos Humanos.

Mientras existan las desigualdades y la exclusión social, la lucha por los Derechos Humanos seguirá impulsando acciones especiales en favor de los grupos que han sufrido y sufren discriminación, en miras de avanzar hacia una sociedad igualitaria.

Promover una cultura de respeto a los derechos humanos es nuestra tarea diaria, la educación es la base para eliminar los desprecios causados por los prejuicios sociales, hagamos una reflexión personal sobre los momentos en que hemos discriminado a alguien o a un grupo de personas por su aspecto, por su género, por su preferencia, por su condición o discapacidad y hagamos conciencia sobre ello, no discriminar a los demás empieza por reconocerlo y actuar para cambiarlo, respetar y aceptar las diferencias y la diversidad, es una forma de promover los derechos humanos, todas y todos podemos abonar en esta lucha, en la lucha por la igualdad.

Sobre Mayra Hernández Rodríguez

Mayra Hernández Rodríguez
Abogada y Activista, especialista en Género y Derechos Humanos. Presidenta del Consejo Incluyente por una Cultura de Igualdad de Derechos, Impulso y Respeto hacia las Mujeres COINCIDIR MUJERES A.C., Embajadora de MY World México e integrante de la Red de Jóvenes por la Igualdad de Género de ONU Mujeres Internacional.

Visita también

Generando con Visión

Por Pilar Ocampo Yañez Coach Somos muchas personas las que todo el tiempo estamos en ...

Deja un comentario