Novedades
Inicio / MANUAL DE UNA MUJER DE 40 / La congruencia y la conciencia

La congruencia y la conciencia

La congruencia no es algo que te comas o que te regalen o que simplemente amanezcas un día y ¡pum! la obtengas como cuando te duermes y al día siguiente apareces con un barrito en tu frente. ¡Ojalá! fuera así de simple y no fuera cosa de trabajar con uno mismo para obtenerla.

Para mí, y de acuerdo a lo que aprendí en la certificación como Coach de vida, la congruencia es estar alineado con todo tu ser,  y ¡bueno! es todo un arte. Congruencia  es que lo que piensas, lo que haces y lo que dices se encuentran en armonía. ¿Te suena? Parece fácil ¿cierto? pero por lo menos para mí no lo fue.

Aprendí que una cosa era el deseo de ser de una forma y otra muy distinta el que realmente lo fuera. Y ¿qué decir cuando de pronto todo mundo pregona sus ideales o su concepto de sí mismo y una vez que los conoces te das cuenta que están totalmente desalineados? ¿Te ha pasado? A mí, en repetidas ocasiones y es que no me pregunten el porqué, pero al parecer mi cruz es conocer hombres que me venden el choro mareador de ser mega liberales en busca de una mujer autosustentable (¡si! ahora así utilizan el término), y de pronto pareciera que más bien es todo lo contrario. Y quizá está mal que lo diga yo. Pero sinceramente, últimamente no ha sido fácil entender a los hombres. Quizá deba pensar en ver algún terapeuta de pareja, porque no más creo que algo no funciona conmigo al momento de conocer a alguien. Lo contradictorio del asunto, es que hoy me siento más entera, más plena y determinada que nunca. En fin, me han dicho mis amigas que seguramente en algún lugar debe encontrarse un loco muy parecido a mi. Pero, mientras nos topamos, a darle que la vida continúa.

Me parece que el intentar nuevas formas trae sus consecuencias y entras en etapa de ajuste, así como el servicio del coche. Pero bueno, no es que siempre haya sido congruente en mi vida, pasé por muchas contradicciones.  No es que siempre haya sido tan elocuente, simplemente me atreví a ser yo misma.

Muchos creen que no podemos romper nuestros propios paradigmas, los he escuchado decir: “así soy yo y no puedo cambiar” y lo que creo es que no queremos cambiar y tratar otras formas distintas porque estamos llenos de miedo de enfrentarnos a nosotros mismos y darnos cuenta de nuestro desequilibrio, de nuestros vacíos y enfrentarnos al gran ser humano que existe dentro de nosotros y que se ha ocultado con el paso del tiempo por todo lo que nos han dicho que debemos ser.

Mi recomendación: hay que voltearnos a ver y permitirnos caminar con un nuevo sendero y permitir que aparezca la conciencia en nosotros. Eso sí, ese sendero que te atrevas a recorrer, te dolerá tanto que quizá pienses en abandonar y regresar a lo conocido, pero deberás continuar; darte la oportunidad de no cargar con nada más que con tus decisiones, con tus elecciones que tú, sin nadie que te diga cómo, tomarás. Entonces, despertarás la conciencia y aprenderás a vivir en congruencia con lo que eres, mas no con lo que te hayan dicho que debías ser.

Y hablando de hombres, no temas a quedarte sola, porque seguramente ese loco que te comentaba, anda por ahí. Al menos eso me gusta pensar. Pero hoy, ya no tengo miedo porque he aprendido a llenarme de mis sueños, del amor por mi misma y de mis hijos. Logré alinearme, logré vivir en congruencia y esto ha implicado el que muchas personas se hayan quedado en el camino.

“La mente moderna ha perdido toda capacidad de asombrarse. Ha perdido toda la capacidad de mirar en lo misterioso, en lo milagroso, por el conocimiento, porque cree que sabe” Osho

El problema ha estado en que queremos una cosa y aceptamos otra, en que pensamos una cosa y sentimos otra y terminamos diciendo algo que ni pensamos, ni sentimos y ni queremos.

 

Sobre Patricia Olavarrieta del Rivero

Patricia Olavarrieta del Rivero
No pretendas que sea la misma de hace dos años, ni siquiera de hace una semana. La construcción del ser humano es interminable. ¿Mi esencia? Mi fuerza, lo que soy. ¿Mi forma de ver la vida? Siempre abierta a descubrir cosas nuevas que hacen que mi interpretación abra posibilidades apuntando a ser mejor, aceptar y nunca dejar de esforzarme. Mi propósito: ¡Ser oferta al mundo! #SoyTotalmentePatricia

Visita también

Das, doy, nos damos pero el que gana soy yo

Espero no hayas pensado a la hora de leer el título de mi nota en ...

Deja un comentario