Novedades
Inicio / UN POCO DE TODO Y DE MUCHO / Vivir sin máscaras

Vivir sin máscaras

 

Por Yahidania Real

Psicóloga clínica y Psicoterapeuta Corporal Integrativa

 

Vivir sin máscaras

YahidaniaTodos usamos máscaras para relacionarnos con el mundo. Todos.

Estas máscaras no son otra cosa que la cara que le mostramos a otros en función de nuestro yo idealizado, y este a su vez es el resultado de lo que  creemos que deberíamos ser.

Nuestro yo idealizado se alimenta a través de los años de todas las represiones a las que somos sometidos y las exigencias que debemos cumplir para sentirnos aceptados.

Así por ejemplo, un niño al que constantemente le dicen que no debe llorar, crecerá pensando que debe ser fuerte y podrá llegar incluso a tornarse un tanto indolente con tal de complacer a sus padres aunque esta situación le suponga sacrificar su lado emotivo.

La máscara sirve como mecanismo de defensa para impedir ser vistos, evita que los otros se acerquen lo suficiente como para lastimarnos tal como fuimos lastimados y reprimidos.

En cierta medida la máscara es un agente adaptativo ya que nos permite ir al mundo creyendo que seremos aceptados, el riesgo se manifiesta cuando empezamos a creer que nosotros somos nuestra máscara.

Existen varios tipos de máscaras entre los cuales cabe destacar “la máscara del amor“ (te amo a pesar de todo) que en realidad encubre dependencia y sumisión que se expresa en un falso ser amoroso que busca a toda costa ser aceptado y juega con los sentimientos de culpa de los demás, “la máscara de la serenidad“ (estoy bien, no pasa nada) que nos lleva a creer que negando las cosas que nos duelen estás desaparecerán y alcanzaremos la seguridad anhelada elevándonos por encima de las dificultades, y finalmente “la máscara del poder“ (y puedo solo, no necesito que me amen) que encubre control y agresión a través de una imagen de independencia que en su búsqueda del poder, rechaza el amor y el contacto.

Librarnos de nuestras máscaras es posible si nos damos la oportunidad de ser tocados a pasar de que esto represente reexperimentar heridas del pasado, si nos permitimos ir hacia adelante a pesar de la represión ejercida interna y externamente, si podemos agradecerle lo que hasta hoy ha hecho por nosotros y la despedimos  aceptando la pérdida de nuestro yo idealizado para abrirnos a la experiencia de construir un yo real.

Detrás de la máscara se ubica nuestra obscuridad, el aspecto destructivo de nuestro ser, ese que nos negamos a aceptar pues no estamos preparados para reconocerlo como parte de nosotros. Pero será en otro momento que nos ocupemos de nuestro “Ser inferior“.

 

 

 

Sobre visiondemujer

visiondemujer
Visión de Mujer es una plataforma de comunicación diseñada para hombres y mujeres que busquen una mejor versión de sí mismos.

Visita también

Declaración de impuestos: ¿qué, cómo, cuándo, dónde?

Nos estamos acercando al periodo para presentar la declaración anual; ¿cómo debo hacerla, qué cambios ...

Deja un comentario